El entorno en el que se encuadra el proyecto está marcado por una fuerte connotación horizontal, debido a la gran cantidad de parterres y parcelas aterrazadas propias de la explotación agrícola de la zona. De ahí que en nuestra intervención se busque elementos que mantengan esa horizontaliad intrínseca del lugar,  que pasen desapercibidos, que dialoguen con el entorno.

  1. En la sección natural del terreno se aprecia una fuerte pendiente con una cubierta de vegetación. Cada vez que se procede a la limpieza de la acequia se producen derrumbes puntuales en dicho perfil del terreno, lo que ameamenza la estabilidad de las cosntrucciones situadas en la parcela superior
  2. Se procede al desmonte del terreno necesario para la colocación de las placas alvolares, dicho procedimiento se realiza mediante bataches, para garantizar la estabilidad de las construcciones de la finca superior
  3. Se barajó la posibilidad de realizar la contención del terreno mediante muros de hormigón armado, pero se desechó ya que el presupuesto aumentaba en en un 150%. Y sobretodo, porque el aspecto final era demasiado agresivo en un entorno entorno tan rústico. Por consiguiente se buscó otra solución que satisfaciese las posturas económicas del cliente y que formalmente dialogase con el entorno a la vez de que fuese consistente.
  4. Se optó por un sistema de placas alveolares desechadas en obra debido a pequeños desperfectos, esto tendría varias ventajas. Por un lado se recicla material cuyo destino iba a ser un vertedero de residuos de cosntrucción, lo cual abarata considerablemente la compra del material. Por otro lado, su moculación nos permite recuperar y mantener el perfil natural del terreno.
  5. Se colocan las placas alveolares en grupos de dos y de forma escalonada, el terreno que se queda detrás de ellas se rellena con el obtenido en los desmontes, de esta forma se busca abaratar todo tipo de trasportes inncesarios.
  6. El terreno que se utiliza para el relleno, se compacta antes de colocar cada  fila de dos piezas de placas alveolares, con el fin de garatizar una base firme y plana. De esta forma se evita cualquier tipo de irregularidad y asiento, lo cual sería un serio problema a la hora de colocar las placas.
  7. Debido a que teniamos que ir adaptandonos a estocage de placas que había en la fábrica de hormigones prefabricados, nos encontrabamos con placas de dierentes dimensiones, tanto en longitud como en espesor, que iban desde los 3 m. hasta los 9 de longitud y entre los 16 cm. y 40 cm. de espesor.
  8. Se hace una selección de las placas conseguidas, colocando las de mayor longitud en la zona inferior, y las de menor longitud en la parte superior. Las piezas se irán colocando como un aparejo de ladrillo, dejando un pequeño espacio entre las de la misma fila  para que en caso de presencia de agua, ésta tenga fácil salida y no haga presión sobre las placas.
  9. De esta forma se recupera la sección natural del terreno, siendo mínimo su impacto visual, ya que en los escalonamientos del  muro nuevo irán apareciendo  una nueva cobertura vegetal, la cual hará que toda la intervención dialogue con su entorno.

 

Facebook share Follow